Valins | Efecto


La excitación masculina es una cuestión de opinión. No sólo la percepción de la excitación física real provoca emociones, tales como el aumento del ritmo cardíaco, sino simplemente la convicción subjetiva de estar excitado ya es suficiente para provocar emociones. Esto a su vez afecta de nuevo la evaluación de los estímulos.

El experimento de Stuart Valins es probablemente uno de los experimentos de investigación más entretenidos. Los resultados fueron confirmados muchas veces, porque nadie quería creérselos. Stuart Valins mostró a los hombres de un grupo de pruebas unas fotografías de mujeres atractivas y semidesnudas.

Valins informó a los integrantes del grupo que iban oír su propio ritmo cardíaco mientras viesen las imágenes. En realidad escucharon ritmos cardíacos grabados y manipulados: lentos o acelerados. Al grupo de control les informó que el ritmo cardíaco no tiene nada que ver con ellos. Las personas de los dos grupos tenían que por un lado, evaluar las fotos con una escala según la atractividad, y por otro lado podían elegir algunas fotos para llevarselas a casa.

El resultado: Los hombres percibieron las fotografías más atractivas cuando supuestamente su corazón latía más rápido. En el grupo control no se producía ese efecto. La percepción cognitiva de los hombres influía en la votación de la manera «Si mi latido de corazón se incrementa, esta mujer es atractiva».

 

 

 

 

RelatedPost