El primer paso hacia una comunicación no violenta | Principio


El primer principio de la comunicación no violenta es:

La observación.

Observación significa describir un acto específico o una omisión sin mezclarla con una evaluación o interpretación. Se trata de no evaluar, separar la evaluación de la observación para obtener claridad sobre lo referenciado.

Ejemplo: Platos sucios en la cocina de un piso compartido. El primer paso: la observación se fija en las acciones concretas que se observan y que afectan al bienestar, manifiestandolo descriptivamente: «La semana pasada, has dejado tus platos en el fregadero tres veces después de comer y los platos seguían ahí hasta la mañana siguiente. Entonces los he lavado yo.”

 

Más detalles: