Pensamiento | Concepto


El pensamiento incluye todas las operaciones de un estudio interno que intenta de llegar a una conclusión con imágenes, recuerdos y conceptos. En general se distingue el pensamiento de la percepción y de la intuición, debido a que éstos dos últimos no son conceptuales o proposicionales. El pensamiento es una actividad mental en silencio y relacionada con el procesamiento de información, la creación de conocimiento y solución de problemas.

Ideas y conocimientos obtenemos por una parte mediante la observación o percepción y por otra parte mediante la experiencia. Pero sobre todo, por la capacidad humana de relacionar las cosas entre si y la posterior extracción de conclusiones. Dentro de esto, el pensamiento concluyente ocupa un espacio considerable. Por ejemplo, en la lectura nos hacemos valer de lo que es “leer entre líneas» y  reconstruimos lo que no se puede observar de manera directa a través de los hechos descritos. De forma parecida otro ejemplo a nivel de observación podría ser: «De las marcas que han dejado los neumáticos deducimos que el mayordomo no puede ser el asesino debido a que en el momento del crimen estuvo en otro lugar».

Se puede decir también que el pensamiento es una simulación de una experiencia pasada, que también puede ocurrir inconscientemente. Las experiencias pasadas definen como se realizan nuevas experiencias.  El conocimiento resultante es plástico y se modifica continuamente. Mientras que pensamos, las sensaciones ocupan un papel central.  Especialmente cuando se trata de controlar las acciones, ya que estas sensaciones son la manifestación de la experiencia del pasado en situaciones similares y que eran percibidas como agradables o desagradables.

Cita famosa: Una nueva forma de pensar es necesario si la humanidad quiere sobrevivir. – Albert Einstein.

RelatedPost