Paradojas de la comunicación | Principio


Una paradoja es una llamada a la acción que a la vez no permite seguir con esa acción.

Un ejemplo: ¡Que seas espontáneo! Esta solicitud pone al receptor en una situación imposible: ya que para cumplir con ella debería comportarse de manera espontánea en un contexto de una llamada a la obediencia. Hay muchos paradojas en el lenguaje cotidiano que causan interrupciones en la comunicación cuando se cumplen determinadas condiciones.

Parte de una paradoja es un doble enlace (double bind), es decir, los enunciados que declara un emisor no son compatibles. Lo que se obtiene en un escenario comunicativo con el mensaje de una paradoja es un dilema o una trampa.

Paradojas a menudo resultan de la irreflexión, pero sin duda también se utiliza como un sucio instrumento de poder.

Ejemplos: 

  • Un muchacho fuerte se posiciona delante un niño más débil y posa de forma intimatoria frente a él con las palabras: «No hace falta que te defiendas.”
  • Haz lo que quieras, pero no me decepciones!
  • Eso tiene que ser mejor, pero no quiero un cambio!
  • ¡Que seas espontáneo!

 

Más detalles:

Axiomas de comunicación – Visión | Principio

 

RelatedPost

Temas: