Motivación | Concepto


La motivación es la raíz dinámica, el motor del comportamiento e incluye todos los motivos que incitan a la voluntad de actuar. Toda búsqueda del hombre por metas u objetivos deseables se basa en una actividad neuronal y emocional. La motivación del rendimiento por ejemplo busca realizar tareas cualificadas considerando esencial la gestión de la energía y la resistencia. La motivación para el aprendizaje es la predisposición de una persona para ocuparse ampliamente de un contenido educativo especial. La motivación de compra es la predisposición de una persona de consumir y comprar algo. La motivación depende del valor esperado o del beneficio de la acción.

Los componentes de la motivación son los motivos. Características de la personalidad que son relativamente estables y fijan objetivos específicos de comportamientos. Hay tres grandes motivos que ejercen una mayor influencia en el comportamiento y que son biológicamente programados en el cerebro. Las cinco fuentes de la motivación llevan a cabo las acciones de un impulso interno (intrínseco) o externo (extrínseco). Personas  intrínsecas obtienen su motivación de la actividad o tarea. De forma contraria, personas extrínsecas suministran el rendimiento requerido ya que encuentran el beneficio en ello (recompensa) o quieren evitar inconvenientes (castigo). Durante la vida de un humano se desarrolla de forma dinámica una taxonomía de contenidos motivacionales. En el caso de no poder cumplir con un motivo, el individuo siente una sensación de frustración. Experimenta una renuncia forzada, una sensación de disgusto generadora de malhumor vinculado con intranquilidad, temor e impotencia.

Ver: Motivos.

RelatedPost