El quinto axioma de comunicación de Paul Watzlawik | Principio


Paul Watzlawik formuló cinco axiomas fundamentales para la comunicación humana. El quinto axioma de comunicación es:

Comunicación es simétrica o complementaria.

«Los procesos de comunicación interpersonales son simétricos o complementarios, dependiendo de si la relación entre los interlocutores se basa en diferencias o equilibrio».

Las relaciones entre los socios se basan en igualdad o disparidad.

  • En las relaciones complementarias se complementan diferentes comportamientos y determinan el proceso de interacción. La base de la relación es aquí la diferencia de los interlocutores.  Esta diferencia se expresa en un suborden, es decir, uno se impone al otro sin que sean un superior y un inferior.
  • Una relación simétrica se caracteriza por el hecho de que los interlocutores se esfuerzan para minimizar las desigualdades entre ellos (la ambición por la igualdad). En procesos de comunicación simétricos hay dos interlocutores igualmente fuertes que se dirigen hacia una igualdad y hacia una reducción de las diferencias. También se podría hablar de un comportamiento de espejo.

Un fallo o trastorno se presenta cuando se produce una escalada simétrica, es decir, los interlocutores intentan de aventajar al otro o superarse. Relaciones complementarias muy rígidas provocan a menudo acciones paradójicas. La consecuencia son «mensajes dobles» (por ejemplo, expresar verbalmente algo distinto de lo que se dice) o predicciones paradójicas.

Ejemplo para una paradoja: (B) regala a (A)  un suéter rojo y verde. (A)  Se se pone el rojo. (B) supone que el verde no parece que le gusta. Si (A) hubiera puesto el verde, hubiera ocurrido lo mismo. No importa lo que habría hecho (A), siempre hubiera ocurrido en un error en ojos de (B).

Estas situaciones surgen cuando hay demasiados problemas que no pueden ser resueltos o la solución es el problema en sí.

 

Más detalles: