Ancla | Efecto


Con el fin de medir el valor de un objeto, nuestro cerebro busca valores comparables. Si no encuentra nada, emplea en sustitución un valor irreal como punto de referencia. El efecto ancla se despliega como un trastorno de percepción.

Ejemplo: El experimento de los psicólogos Clayton R. Critcher y Thomas Gilovich: Los huéspedes de un restaurante llamado «Studio 97» le dieron un promedio de 8 dólares más que los huéspedes del restaurante llamado «Studio 17».

 

RelatedPost